El falso mito de la amalgama dental

by Laura Manonelles 26/01/2013

En química la mezcla homogénea de dos o más metales recibe el nombre de aleación y amalgama si esta mezcla contiene mercurio (Hg).

La amalgama es un material de restauración utilizado en odontología, resultado de la aleación de mercurio con otros metales, como plata, estaño, cobre, zinc u oro.

La aleación más utilizada en Odontología es a base de Mercurio, Plata, Estaño, Cobre y Zinc. Posee un color plateado, el cual resulta poco aceptable para los pacientes, ya que no tiene propiedades estéticas compatibles con la estructura dental.

Utilizada desde hace más de 150 años en las restauraciones de cavidades patológicas de las piezas dentales. Durante todos estos años, se han realizado miles de millones de restauraciones de amalgama en todo el mundo, sin que conste con un mínimo rigor científico la existencia de efectos adversos de esta aleación para la salud humana, dejando de lado casos puntuales de alergia o reacciones atópicas.

La función de la amalgama es restablecer las funciones masticatorias y restaurar la estabilidad anatómica de las piezas dentales afectadas por caries dental, conocido como un empaste. La amalgama se colocará en alguna de las cavidades de Black según el tipo de lesión a obturar; estas son siempre retentivas ya que la amalgaman nunca se adhiere al tejido dentario.

Cavidades de Black

El Doctor Black definió unas cavidades retentivas, como base para su obturación con amalgama, que por su no adhesión a las paredes cavitarias se tenía que efectuar en una cavidad con paredes retentivas.

Las cavidades dentales se pueden clasificar en cinco clases:

  • Clase I. Presenciadecariesen la cara oclusal y sólo en esa cara. Normalmente en los molares y premolares.
  • Clase II - Caries interproximal, entre los dientes. Estas son características en molares y premolares, su diagnóstico ha de ser radiológico además de visual ya que al estar entre los dientes siempre hay que comprobar con una radiografía, se trata de una caja proximal entre los dientes quitando el punto de contacto, con paredes lingual y vestibular convergentes hacia oclusal.
  • Clase III - Caries en interproximal del sector anterior y sin afectación del borde incisal. Estas caries tienen la dificultad de la estética ya que son cavidades que se ven al sonreír, por eso lo que se suele intentar es hacer la cavidad por lingual y quitar lo mínimo en la cara vestibular, la cavidad con amalgama necesita retención y se hacía la cavidad y al lado, una pequeña cavidad muy fina y muy extensa para proporcionar estabilidad a la obturación, en la actualidad se adhiere al esmalte y para ayudarlo se bisela el esmalte
  • Clase IV - Caries en interproximal del sector anterior y con afectación del borde incisal, esto ya son caries que se ven por ambos lados del diente y que no se puede mantener la parte vestibular del diente, de hecho se quita la zona proximal del diente y se obtura, otra vez con bisel en el esmalte para el composite
  • Clase V - Caries en las caras libres dentales, es decir caries cerca, encima o debajo de la encía. Son cavidades que tiene las paredes oclusales y apicales convergentes hacia el exterior, es decir son retentivas, en la amalgama es como se consigue la adhesión y en composites mediante adhesivo pero en esta cavidad si la hacemos expulsiva las fuerzas oclusales al morder nos van a ir despegando el composite por lo tanto esta es la única cavidad que necesariamente va a ser con paredes retentivas sin depender del material restaurado.

El mercurio en la amalgama

Cierto es que el mercurio es un material tóxico que si no se utiliza con los controles de seguridad necesarios puede conllevar intoxicaciones y contaminación en el medio ambiente y, del mismo modo, ingresar en la cadena alimentaria humana.

Es importante remarcar que las recientes sentencias por la Audiencia Nacional, con fechas del 18 y 25 de julio del año 2012, manifiestan de forma explícita que no existe probada una relación entre la amalgama dental y diferentes casos de intoxicaciones por mercurio.

La amalgama es el único material clínicamente viable para tratar cavidades patológicas de dimensiones subgingivales (por debajo de la encía), ya que este es el único material capaz de proporcionar estanqueidad con el fin de sellar la interfaz entre el diente y la restauración. Un ejemplo son las caries subgingivales.

El resto de materiales como resinas, composites, ionómeros de vidrio, cementos de adhesión de cerámica,… resultan incompatibles en medios húmedos, o bien se disuelven obteniendo una interfaz diente-restaruración abierto (no sellado) que se colonizará posteriormente con bacterias y gérmenes como los causantes de la caries recurrente.

Ningún material de restauración es inocuo al 100%

En ocasiones, la única alternativa de tratamiento restaurador posible es mediante la utilización de amalgamas.

Conclusión

Organismos como los Colegios de médicos y de odontólogos insisten en la importancia de este material clínico viable, sin que esto no signifique que se deban tomar las medidas de prevención necesarias contra la contaminación en su uso.

Las reconstrucciones y/o empastes de amalgama no conllevan ningún peligro para la salud humana a no ser que exista por parte del paciente una reacción alérgica a alguno de los metales que la componen.

Fuentes:

La nova revista COEC. N·162. Artículo: Els efectes de la amalgama en la salut.

Wikipedia:

Amalgama (odontología)

 


Categorías: Curiosidades | Patologías bucales
Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Entradas por mes