La importancia de la rehabilitación oral

by Laura Manonelles 04/01/2013

La pérdida de dientes puede ser ocasionada por diferentes motivos y patologías bucodentales tales como caries, enfermedad periodontal, traumatismos contusos, maloclusiones, etc. Su reposición es de vital importancia para mantener una correcta salud bucodental. En algunos casos, la ausencia de piezas dentales tiene un carácter congénito, aunque estas anomalías no tienen una incidencia elevada en la población.

La rehabilitación oral es el campo de la odontología que cursa en la restauración, es decir, es la encargada de devolver las funciones y la armonía oral mediante prótesis dentales, siempre con el fin de una oclusión correcta y estable.

Es imposible tener conciencia de la importancia que tienen las piezas dentales sin conocer sus funciones.

Las funciones de los dientes son:

  • Masticatoria. Donde los incisivos tienen una función de cortar, los caninos de desgarrar y los molares de triturar.
  • Fonética. Los dientes actúan como caja de resonancia y permiten articular sonidos.
  • Estética. El conjunto de las piezas dentales constituyen el apoyo de las estructuras blandas con lo que se aseguran la posición que adopta la musculatura facial.

La pérdida o la ausencia de uno o varios dientes, conlleva el progresivo deterioro del resto de las piezas dentales.{more}

Anatomía oral:

Los trastornos y patologías consiguientes resultado de la pérdida o ausencia de una o varias piezas dentales en el tiempo resulta un problema, que muchas ocasiones, el paciente no es plenamente consciente; Todas las estructuras orales se ven modificadas por la ausencia o pérdida de piezas dentales.

Estos trastornos son:

  • Movimientos de distalación o mesialización. Son los movimientos que realizan las piezas dentales que se encuentran contiguas al espacio de la pieza dental ausente o extraída. Estas piezas se inclinan sobre su plano para ocupar el espacio vacío. Este movimiento se realiza en el maxilar o la mandíbula, y podríamos llamarlo de "deriva".
  • Movimiento de extrusión. La pieza dental que debería contactar con la opuesta ausente se extruye de la mandíbula o el maxilar, ocupando verticalmente el espacio vacío.

    Los anteriores movimientos desencadenan una pérdida de funcionalidad y maloclusión, además de trastornos temporomandibulares.

  • Trastornos óseos. Debido a la ausencia de pieza dental, se provoca en el espacio sin carga, una reabsorción ósea en las piezas dentales adyacentes y en el propio espacio del diente extraído.
  • Cambios de masticación. El paciente, debido a la pérdida de la pieza dental, empieza a masticar por otras zonas de la boca que sobrecargarán su funcionalidad, desencadenando una abrasión exagerada en la zona de carga así como una alteración unilateral de la articulación temporomandibular.

Cuando la falta de piezas dentales es más numerosa la patología se agrava y los trastornos temporomandibulares se hacen más patentes, ya que la articulación precisa de los dientes para que esta esté sana.

Los trastornos temporomandibulares pueden ser:

  • Dificultad o molestia al morder o masticar
  • Chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca
  • Dolor facial en la cara
  • Dolor de oído.
  • Cefaleas.
  • Dolor y/o sensibilidad en la mandíbula
  • Disminución de la capacidad de abrir o cerrar la boca.

(En la figura 1, podemos observar la pérdida se sostén óseo provocada por la ausencia de la pieza dental además de la dilatación, inflamación y atrofia del ligamento periodontal. En ella también podemos observar el movimiento de mesialización).

(En la figura 2 observamos la articulación temporomandibular).

Reposición de las piezas dentales ausentes

La reposición de las piezas dentales ausentes, en la actualidad, se realiza mediante prótesis dentales que pueden ser removibles, fijas o implantosoportadas.

La prótesis dental es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical y repone tanto los dientes como las estructuras periodontales. Estas contribuyen a restaurar por tanto, la función estética, fonética y estructural perdida a consecuencia de la ausencia de los dientes. Existen varios tipos de prótesis según su colocación y fijación en la boca.

Tipos de prótesis:

Prótesis fijas

Son aquellas prótesis completamente dentosoportadas, es decir, que toman apoyo únicamente en los dientes. El odontólogo talla los dientes que servirán como soporte (dientes pilares) y situados en los extremos de cada zona edéntula (sin dientes), en los cuales irán cementadas las prótesis fijas cuidadosamente ajustadas.

Se realizarán varías pruebas en boca, y tras conseguir los tres objetivos esenciales de una prótesis, el odontólogo cementará en boca el resultado, sin que este pueda ser retirado por el paciente.

El puente es el tipo de prótesis fija más habitual, que sustituye una edentación de al menos un diente. Este tratamiento protésico puede realizarse de diferentes materiales como son el metal-porcelana, la resina, el zirconio,...

Prótesis removibles

Estas prótesis pueden colocarse y retirarse por el paciente.

Existen dos grandes grupos, que son:

  • Prótesis removible metálicas. Conocidas con el nombre de esquelético. Son prótesis parciales dentomucosoportadas, es decir, se sujetan tanto en los dientes como en la mucosa, y se realizan cuando el paciente aún conserva algunos de sus dientes naturales. Se realizan mediante una estructura metálica colada (que puede ser de diferentes aleaciones, tanto nobles como no nobles), los dientes y reconstrucciones de la encía son de resina acrílica.

  • Prótesis removible acrílica. Llamadas también de resina. La elaboración de estas prótesis dentales ha de atender tanto a criterios funcionales como estéticos, y debemos invitar al paciente a la realización de una higiene cuidada, tanto de la cavidad oral como de la prótesis, que debe ser extraída para su limpieza. Dentro de ésta familia encontramos dos grupos:
    • Prótesis removibles parciales de resina: Se realizan cuando el paciente tiene algún diente remanente que contribuirá a la retención de la prótesis mediante retenedores forjados o colados, siendo por tanto dentomucosoportada.
    • Prótesis removibles completas. Conocidas por la gente comúnmente como "dentaduras postizas". Se realizan cuando el paciente no tiene ninguna pieza dental, siendo por tanto mucosoportadas al carecer de pilares para la sujeción.

Prótesis implantosoportada

Estas prótesis se sujetan mediante implantes dentales, por lo que el paciente debe someterse previamente a una operación quirúrgica. Las prótesis suelen ser fijas, aunque también pueden ser removibles, es decir, que el paciente puede extraerlas de la boca para su higiene.

El implante dental es un producto sanitario concebido y destinado a substituir la funcionalidad de la raíz del diente perdido, ofreciendo un anclaje óptimo para realizar sobre él la prótesis dental.

Al reponer los dientes perdidos mediante la práctica de implantes se conserva mayor cantidad de hueso alveolar, ya que este se reabsorbe cuando no recibe ningún tipo de estímulo.

La rehabilitación oral mediante implantes y las prótesis implantosoportadas son el mayor avance en odontología de los últimos veinte años, y son sin duda el tratamiento más aconsejado por su fiabilidad, funcionalidad y durabilidad.


Categorías: Implantes dentales | Patología de la articulación temporo-mandibular | Patologías dentales
Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Entradas por mes