Historia de la Odontología. Capítulo IV: Los pueblos Fenicio y Etrusco; Los orígenes de la prótesis dental.

by Laura Manonelles 28/12/2012

Los etruscos

Tenemos pocas referencias de este misterioso pueblo. Los etruscos probablemente emigraron de Asia menor a la península italiana, asentándose en esta en tiempos prehistóricos.

En el siglo VII a.C. los etruscos conquistaron el pequeño asentamiento de Roma y un siglo más tarde, los romanos se sublevaron expulsando a sus dominadores etruscos. Sin embrago, los etruscos que no emigraron de la región italiana conquistada, adoptaron y expandieron la mayor parte de su cultura altamente desarrollada que incluía entre sus habilidades, sus avanzadas prácticas en odontología.

En algunas tumbas excavadas se han encontrado tablillas de arcilla que presentan grabada una dentadura completa, se trata de ofrendas a los dioses a quienes atribuían poderes curativos sobre enfermedades bucodentales y sus dolencias.

El pueblo etrusco, con gran habilidad, fue el primero en utilizar materiales para implantes dentales, tales como conchas de mar y marfil. Asimismo mostraban un avance muy importante en el vaciado de los metales y un desarrollo notable en la artesanía cerámica, lo cual los condujo a realizar prótesis dentales muy avanzadas para su era.

Podemos afirmar que el pueblo etrusco es el padre de la prótesis dental.

La praxis habitual era preparar tiras de oro blando y de gran pureza para rodear los dientes sanos. Se realizaban otras bandas para sostener y sujetar los dientes artificiales (que ocupaban los dientes ausentes), y se soldaban unas con atrás.

Si los dientes a utilizar para la prótesis eran humanos, éstos eran cortados por la parte cervical o cuello y se sujetaban a la banda de oro con remaches o espigas. No obstante, en la mayor parte de los casos, se utilizaban dientes de animales tales como de vaca y buey para substituir los dientes ausentes. Los dientes procedían de de animales jóvenes, extraídos de su mandíbula antes de su erupción, pues en muy pocos casos se advierte en estas piezas roces o desgaste en las cúspides.

Del siglo IV a. C, esta pieza es expuesta en el Museo de la Escuela Dental de París. Constituye una de las primeras prótesis dentales fijas de la historia. Constituida por una banda de oro puro a la cual se incrustaron dientes de animales para reemplazar los ausentes.

Los fenicios

Asentados en el actual Líbano, a cultura fenicia es una civilización antigua que no dejó firmes huellas de su existencia. Debido al crecimiento desproporcionado de sus ciudades y a los frecuentes enfrentamientos bélicos, generaron un gran retraso para el hallazgo de nuevas y avanzadas muestras de un pasado glorioso. Sin embargo y a diferencia de otras, dejó un notable legado cultural a las civilizaciones posteriores, tal como las relaciones comerciales por el Mediterráneo, el alfabeto,...y las prácticas odontológicas.

Al igual que los etruscos, este pueblo se especializó en la realización de prótesis dentales con tiras de oro blando o alambre del mismo y utilizando piezas de animales, marfil, madera y conchas de mar, para corregir las ausencias dentales del paciente a tratar.

En el año 600 a. C se tratan las reliquias de Mayer, se descubre una prótesis en la que un par de centrales habían sido reemplazados por un diente de boj

Los primeros juegos de dentaduras europeas datan del siglo XV, aunque sabemos que éstas existen mucho antes de entonces. Los dientes eran tallados de hueso o marfil, o simplemente se preparaban a partir de dientes recuperados de los cementerios, pues al parecer existían donantes muertos o incluso vivos, que cambiaban sus dientes a cambio de algo que les beneficiase, tal vez riqueza, comida o dinero. Estas dentaduras eran muy incómodas y estéticamente inapropiadas, pues estaban conectadas a una base con hilos de metal o seda.

Ferlulización fenicia de los incisivos centrales inferiores con hilo de oro por parodontopatía. Descubierta en 1901.


Categorías: Historia odontología
Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Entradas por mes