El blanqueamiento dental

by Laura Manonelles 21/12/2012

El blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico que consiste en la utilización de compuestos químicos de aplicación externa. Este tratamiento tiene un mecanismo de acción de oxidación sobre las moléculas de los pigmentos responsables de las decoloraciones dentales. Mediante este procedimiento intentamos devolver el color a los dientes siguiendo las necesidades del paciente.

Es recomendable realizar una tartrectomia o higiene dental antes del blanqueamiento para eliminar el cálculo, las tinciones ambientales y extrínsecas de las piezas dentales.

Indicaciones del tratamiento:

Está indicado en coloraciones patológicas leves o moderadas que afecten al esmalte y a la dentina superficial de los dientes vitales (que no han recibido un tratamiento endodóntico). Está indicado en los siguientes casos:

  • Por envejecimiento del diente.
  • Fluorosis dental.
  • Decoloraciones leves por administración de tetraciclinas.
  • Por hábitos higiénico-dietéticos inadecuados.
  • Dentinogénesis imperfecta.
  • Para mejorar la estética de los dientes sanos y vitales.

Contraindicaciones del tratamiento:

No en todos los casos es posible o aconsejable realizar este tratamiento odontológico.

Este tratamiento no se debe realizar en pacientes que presenten:

  • Caries dental y obturaciones en mal estado.
  • Defectos en la formación del esmalte o fisuras en la corona del diente.
  • Enfermedad periodontal sin tratar.
  • Mala higiene oral.
  • Imposibilidad de dejar de fumar durante el tiempo de procedimiento que dura el tratamiento.
  • Diabetes o enfermedades cardíacas.
  • Alergia al peróxido.
  • Sensibilidad aguda dental.
  • La dentina o la superficie radicular expuesta.

Está totalmente contraindicado en mujeres embarazadas o lactantes, y en menores de edad.

Agentes blanqueadores utilizados:

Los agentes blanqueadores más utilizados en clínica son: el peróxido de carbamida y el peróxido de hidrogeno, ambos a una concentración del 35%.

Indicaciones posteriores al tratamiento de blanqueamiento dental:

Para que el tratamiento tenga éxito, el paciente deberá realizar una serie de actuaciones posteriores al tratamiento de blanqueamiento dental en clínica.

El paciente deberá:

  • Evitar alimentos que contengan colorantes naturales o químicos.
  • No consumir bebidas o zumos de frutas tales como: café, té, chocolate, vino, infusiones, bebidas alcohólicas, etc.
  • Evitar alimentos de color naranja, rojo o verde.
  • No utilizar colutorios o dentífricos de color, ya que contienen extractos y colorantes artificiales.
  • No fumar.
  • Realizar una buena y escrupulosa higiene oral.
  • Evitar dentífricos y colutorios que contengan colorantes (naturales o artificiales).
  • Llevar una dieta "blanca" durante al menos los siete días posteriores al tratamiento. Esta consistirá en ingerir alimentos y líquidos sin colorantes, tales como: productos lácteos, arroz, etc.
  • Realizar estrictamente la pauta postoperatoria designada por el profesional clínico responsable del tratamiento de blanqueamiento.

Tras el tratamiento, el paciente deberá utilizar los siguientes productos para el mantenimiento del mismo y para las posibles molestias que puedan aparecer:

  • Gel desensibilizante. (Si el paciente presenta episodio de sensibilidad dental)

    Indicado para la sensibilidad gingival. Aplicar sobre la encía de la zona tratada.

  • Si aparece molestia o dolor, podemos tomar un analgésico, como:

    Ibuprofeno 600 mg , Paracetamol 500mg. (Ambos: 1 cada 8 horas hasta que desaparezca el dolor).

  • Es recomendable la utilización de un cepillo de dientes suave.

Es importante, si existe sensibilidad dental tras o durante el tratamiento de blanqueamiento, comunicarlo al profesional para que él valore la pauta a seguir y pueda establecer un control sobre el paciente con el fin, de que el tratamiento no conlleve efectos no deseados en este.


Categorías: Estética dental
Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Entradas por mes