La caries dental

by Laura Manonelles 19/12/2012

La palabra caries proviene del latín y significa degradación o putrefacción. La OMS (Organización Mundial de la Salud) define como caries dental al proceso patológico localizado, de origen externo, que se inicia tras la erupción dental, determinado por un deterioro o degeneración del tejido duro dental que evoluciona hacía la evolución de una cavidad.

Los dientes tienen diferente susceptibilidad a la caries y su afectación puede ser bilateral y simétrica.

La caries dental es una patología o enfermedad compleja transmisible, que tiene un 95% de afectación en la población mundial actual.

En la imagen siguiente podemos observar las tres fases de afectación dental por caries. En la primera imagen la caries afecta a al esmalte, en la segunda, no solamente afecta al esmalte sino que ya ha cavitado el diente, es decir, afecta ya a la dentina; En el tercer diente la caries ha afectado severamente la estructura dental y su cavidad pulpar o nervio provocando un proceso inflamatorio e infeccioso que desencadenará en un abceso apical.

No se origina la caries sin presencia de microorganismos; Aquí surge la importancia de la higiene dental y del control de la placa bacteriana, de la limitación del consumo de alimentos ricos en sacarosa y de la aplicación de fluoruros (flúor).

La caries es una enfermedad multifactorial, lo que significa que su aparición y evolución dependen de la interrelación de diferentes factores. Estos factores son:

  • El huésped. Como huésped comprendemos el conjunto de los dientes, saliva y el factor genético, y la susceptibilidad de estos a agentes externos bacterianos. Su susceptibilidad dependerá a su vez de la morfología, distribución, estructura y textura de las piezas dentales.
  • Los microorganismos. Mayormente hablamos de Streptococcus Mutans y Lactobacilus, de gran poder cariogénico, Su cantidad potenciará o no la aparición de caries en las anatomías dentales.
  • La dieta. El consumo de azúcares y de hidratos de carbono refinados (ricos en sacarosa) y la forma de la ingesta de los mismos será determinante para la aparición de caries. La dieta trascenderá a ser el sustrato para los microorganismos.

Tiempo de interacción de los factores anteriores. La interrelación de los tres factores anteriores en el tiempo será determinante para la génesis de la caries.

El principal microorganismo responsable de la formación de caries, el Streptococcus Mutans, se caracteriza mayormente por:

  • Producir un gran volumen de ácido láctico, que ataca y degrada el esmalte dental volviéndolo más frágil.
  • Ser resistente en medios ácidos.
  • Tener una gran capacidad de adhesión.
  • Estar asociado al inicio de caries y/o por tener la capacidad de inducir caries en cualquier localización dental.

 

Hay tres períodos de edad en que el índice de caries aumenta exponencialmente, estos son:

  • De 4 a 8 años. Hay una falta de higiene por la pronta edad del individuo. Las piezas más afectadas por caries, en la dentición de leche o decidua, son los segundos molares superiores e inferiores. En la dentición definitiva hay una prevalencia de caries en el primer premolar.
  • De los 11 a los 18 años. El esmalte dental es inmaduro los que le confiere una susceptibilidad mayor frente a la caries. También en este período hay un aumento del consumo de hidratos de carbono y azúcares, y a su vez, una disminución de la higiene dental y de los hábitos de la misma.
  • A partir de los 55 años. A partir de este período de edad es frecuente la retracción gingival y las enfermedades periodontales, lo que facilitan la aparición de las caries radiculares, ya que el tercio radicular del diente es más susceptible a la caries por la ausencia de esmalte.

Cuanto más compleja es la morfología del diente y más defectos tenga éste, más posibilidad tendrá de padecer caries. Las denticiones con defectos de esmalte, hipoplasias de esmalte, son muy propensas a la formación de caires.

La saliva tiene un papel protector frente la caries dental. Con un PH de 6,75, le confiere una acción "buffer" o de tampón, lo que le permite neutralizar los ácidos.

Las personas con un volumen salival inferior a lo normal (síndrome de la boca seca o xerostomía), tienen un riesgo mayor de padecer caries. La xerostomía puede deberse a diferentes factores como son: enfermedades (diabetes, parkinson, anemia, etc), medicaciones (antidepresivos, sedantes, ansiolíticos, antihipertensivos, antiácidos, etc) y situaciones específicas (pacientes en radioterapia o quimioterapia, durante el sueño, etc).

La caries depende también de factores dietéticos relacionados con los hábitos alimenticios, así pues, la frecuencia de ingestión es decisiva en la producción de caries. Las ingestas frecuentes impiden la remineralización del esmalte, bajando el PH salival constantemente e impidiendo la neutralización de los ácidos, lo que resulta un ambiente idóneo para la formación de la caries y su desarrollo.

La mejor defensa contra la caries es tener unos buenos hábitos de higiene bucodental.


Categorías: Patologías dentales
Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Entradas por mes