Cronología eruptiva dental

by Laura Manonelles 03/10/2012

El desarrollo dentario u ontogénesis del diente es un conjunto de procesos muy complejos que permiten la erupción de los dientes debido a la modificación histológica y funcional de células totipotenciales. En los humanos, se requiere de la presencia de esmalte, dentina, cemento y periodonto para permitir que el ambiente de la cavidad oral sea propicio al desarrollo, el cual sucede en su mayor parte durante el desarrollo fetal. Los dientes de leche, o deciduos, comienzan su desarrollo entre la sexta y octava semanas de desarrollo en el útero, y la dentición permanente empieza su formación en la vigésima semana.[] Si este desarrollo no se inicia en el lapso prefijado, la ontogénesis dentaria será parcial e imperfecta.

La erupción del diente se define como el momento en que sobresale éste de la encía y es visible. Se trata de un proceso complejo que escapa a cualquier mecanismo de estricto control. Aunque este proceso sucede a distintas edades, según el individuo, existe una válida línea temporal generalizada. Generalmente, los humanos poseen veinte dientes deciduos o de leche y treinta dos permanentes.

La erupción sucede en tres fases:

Primera fase: Conocida como el estadio de la dentición decidua, ocurre cuando los dientes primarios, deciduos o de leche son visibles. La dentición primaria comienza con la aparición del incisivo central mandibular, usualmente a los seis-ocho meses, y acaba con el primer molar permanente, típicamente a los seis-siete años.[] La dentición primaria suele originarse en este orden: primero, el incisivo central; segundo, el incisivo lateral; tercero, el canino; cuarto, el segundo molar.

Una característica de la dentición decidua es la ausencia de premolares que solamente se presentan en la dentición definitiva o permanente. Estos, ocuparán la posición de los primeros molares deciduos o de leche. Si el diente definitivo erupciona antes de que el deciduo caiga, puede existir un déficit de espacio que provoque desarreglos en la disposición espacial, pudiendo provocar una maloclusión (anomalía que se puede corregir con tratamiento ortodóntico).[]

Segunda fase: Una vez que el primer diente definitivo erupciona (sobre los seis años) y existen ambos tipos en boca, hablamos de dentición mixta o transicional. Existe una cronología diferenciada dependiendo de si se trata de la mandíbula o la maxila. Los dientes maxilares responden a este orden: primero, el primer molar; segundo, el incisivo central; tercero, el incisivo lateral; cuarto, el primer premolar; quinto, el segundo premolar; sexto, el canino; séptimo, el segundo molar; y octavo, el tercer molar.

En cambio, los correspondientes a la mandíbula lo hacen en este orden: primero, el primer molar; segundo, el incisivo central; tercero, el incisivo lateral; cuarto, el canino: quinto, el primer premolar: sexto, el segundo premolar; séptimo, el segundo molar; y octavo, el tercer molar.

Tercera fase: Después de que le última pieza decidua caiga; decimos que la dentición remanente es permanente.

Esquema eruptivo dental:

Anomalías:

Existen varias anormalidades dentarias relacionadas con una ontogénesis defectuosa. Estas se pueden clasificar en anomalías de número, tamaño y forma, relacionándose con las etapas del desarrollo dentinario en las que ocurren. Teniendo en cuenta el período eruptivo dental, las más comunes serán:

La anodoncia o carencia total de piezas dentales. De origen extraño y generalmente asociada a la displasia ectodérmica hereditaria (de origen genético-hereditario).

La hipodoncia o disminución en el número de piezas dentales. Patología dentinaria provocada por un "error" en el desarrollo de las piezas dentales. Afecta a un 3.5-8% de la población. Las ausencias más comunes son las de la muela del juicio (se observa en un 20-23% de la población), seguida en prevalencia por la relativa al segundo molar y al incisivo lateral.

La hiperodoncia o dientes supernumerarios es el fenómeno caracterizado por la aparición de dientes extra. Sucede en el 1–4% de la población caucásica, siendo más común en Asia. Los supernumerarios más comunes son los mesiodents (entre los incisivos centrales maxilares); los paramolares (situados en el espacio interproximal entre el segundo y el tercer molar maxilar), y los distomolares (situados a distal del tercer molar).


Categorías: Cronología dental
Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Entradas por mes